La Cueta atrae a empresas de escalada y esquí de fondo

Fuente: Diario de León.es

Los vecinos denuncian que las obras han elevado el nivel del suelo, lo que les impide acceder a sus casas.

maría carnero | león 19/11/2011

Bordillos imposibles, ventanas inservibles, puertas cortadas para poder abrir, el puente sin tocar y piedra sobre arena, es el resultado de la obra entregada ayer. norberto

La recepción de las obras de La Cueta al Ayuntamiento de Cabrillanes no estuvo ayer exenta de polémica. El presidente de la Junta Vecinal del pueblo, Rufino Blanco, mostró ayer algunas de las irregularidades que se han cometido en la ejecución de los trabajos de rehabilitación del pueblo. En primer lugar, algunas calles de la localidad han subido hasta treinta centímetros, ya que el empedrado nuevo se ha colocado encima del antiguo, lo que ha hecho que las fachadas hayan perdido altura, y necesiten de un escalón para acceder a las viviendas. «Es el caso de la antigua escuela, cuya puerta ha tendido que ser cortada por abajo, ya que abría para fuera, y con la altura del pueblo, era imposible», comenta Blanco, que asegura que algunas ventanas que estaban al ras del suelo «ya no se pueden abrir». Los incumplimientos también llegan al entorno de la iglesia, cuyo empedrado se ha colocado sobre arena, sin poner antes una base de hormigón, lo que hace que se formen barrizales y que las piedras se muevan. Tampoco se han habilitado las zonas ajardinadas bajo el muro de la iglesia que contemplaba el proyecto. Blanco también denuncia que el puente romano «ni se ha tocado». En el proyecto se contemplaba el sellado de las piedras y la limpieza de las mismas, y «no se ha hecho nada de eso», según el alcalde pedáneo. Otro de los incumplimientos es el aparcamiento disuasorio que se iba a construir para que los visitantes no entraran con el coche en la aldea. Según Blanco «cuando hemos preguntado por él no han dicho que ya no estaba contemplado en el proyecto». También se ha criticado el alumbrado público instalado ya que «dada la separación de las farolas en algunas zonas hay muchas puntos oscuros en el pueblo». El representante de los vecinos asegura que aunque el proyecto de rehabilitar La Cueta, pueblo en el que durante el invierno viven ocho personas, pero que en los meses de verano la población se eleva a más de cuarenta, «es bueno, y sin duda traerá prosperidad y turismo al pueblo». Lo que Blanco no comparte son «las prisas y la improvisación con la que se han hecho las obras, que han sido ejecutadas por varias constructoras, por problemas con la empresa a la que inicialmente se le adjudicó el proyecto, que han estado apuradas para cumplir los plazos previstos sin tener en cuenta los problemas que iban surgiendo».

Anuncios
Esta entrada fue publicada en 2011, Diario de León, La Cueta, Noticias. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s